miércoles, 9 de octubre de 2013

EL CUERPO ES EL SUJETO. ARTE MEXICANO I. DIEGO RIVERA




Ha finalizado el verano y se clausura en estos días la exposición que el Centro Le Bellevue de Biarritz ha consagrado durante todo el estío a toda una serie de creadores mexicanos, tomando como eje el cuerpo. Me siento especialmente motivada para escribir esta entrada por lo mucho que disfruté en la visita a la exposición ya que tenía como protagonistas a los grandes artistas mexicanos en todas sus disciplinas.





Imposible traeros hasta aquí una muestra de todos los que han estado presente. No obstante algunos en su día visitaron este blog y por lo tanto os menciono la fecha en que podéis encontrarlos. Otros muchos se quedarán, por falta de espacio y tiempo, en la simple mención, y como siempre, os acercaré un poquito lo que pude admirar. Como es habitual, El Bellevue no ha decepcionado.

Sobre aquellos que nos visitaron en el blog y que encontré en El Bellevue están: Frida Kahlo el 1.04.2010, los muralistas Siqueiros el 24.09.2009 y Orozco el 5.10.2009 y Rufino Tamayo  el 8.08.2009. Como de costumbre, para acceder a las entradas, en la columna de la derecha “picar” en el año, mes y día correspondiente.

En cuanto a aquellos que no “estarán” en el blog pero que si vinieron a Biarritz se encuentran, entre otros, los pintores Emilio Baz Vlaud, Ramón Alva de la Canal, Jorge González Camarena, Ramón Cano, Jean Charlot, José Chavez Morado, Roberto Cueva del Río, Roberto Montenegro, María Izquierdo y Cordelia Urueta.

En próximas fechas, otras dos entradas estarán decicadas a otras disciplinas. Una de ellas, la tercera y última, a la fotografía, que en ocasiones no ha sido considerada como arte y de la que sin embargo El Bellevue ha realizado una selección exquisita.Y la segunda, a otra que los que visitáis este Blog sabéis que ha estado presente aquí en muchas ocasiones. Me refiero a la escultura que nos vendrá de la mano de Ernesto Tamariz. Pero eso será en una próxima entrada.



LA MOLENDA


Ahora nos centraremos en la selección que he hecho para hoy. Se trata de un pintor que no necesita presentación. Diego Rivera. Y es que si alguien expresó por medio del cuerpo humano, tragedias, alegrías, acontecimientos cotidianos y el devenir de la historia de un país en todos los formatos posibles, ese fue Diego Rivera. Imposible quedarse impasible ante la fuerza que emanan su personajes históricos, o esos campesinos representantes del pueblo mexicano. Sus cuerpos potentes, llenos de energía, cobran vida en los lienzos y más aún en sus murales. Si todos fueron importantes en El Bellevue, él fue imprescindible.

 Podríamos decir que Diego Rivera además de pintor, muralista, profesor, y un hombre políticamente comprometido, es un personaje mítico en la historia de México.

Aunque comprometido, no tuvo filiación militar alguna, al contrario de lo que sucedió con los otros grandes muralistas mexicanos como Orozco y Siqueiros, ni tampoco tuvo una participación en la revolución mexicana como en muchos casos se ha dicho. Pero de lo que no hay duda es que su obra, tanto la gran obra de los murales, como el resto de sus lienzos, está íntimamente ligada a la problemática social de su tierra y a la historia de México.


 INDIA HILANDO  1936 se encuentra, en el Art Museum Phoenix de Arizona

Nos muestra la imagen de una mujer indígena que devana un ovillo entre los dedos de los pies. Es una imagen de gran contenido social. La mujer representa la clase social más baja, y también la forma más pura y artesanal del trabajo. Es una pintura sencilla en cuanto a elementos, simplemente la figura de la mujer en unos colores potentes que resalta su tez cobriza en un primer plano y al fondo un haz de leña.  Una vez más  la cultura popular y las clases explotadas son protagonistas de la obra de Rivera.




Nació en Guanajuato en Diciembre de 1886. Débil y con raquitismo, superó la enfermedad sobreviviendo a su hermano gemelo que murió al año y medio de su nacimiento.

En contra de su familia comenzó a tomar lecciones en la  Academia San Carlos de la capital mexicana.

Durante 1905 y también en 1907 recibiría una ayuda que le iba a permitir viajar a España y estudiar la obra de Goya, El greco y también de Brueghel. Además ingresó en el taller de Eduardo Chicharro, renombrado retratista español del momento.



 RETRATO


1909 fue el año de su viaje a París, donde comenzó una estrecha relación con la pintora rusa Angelina Beloff. De esa relación nacería un niño que apenas cumpliría el año de vida. Sería en 1919 cuando volvería a ser padre de una niña fruto de las relaciones extramatrimoniales con Marievna Vorobieva. Nunca la reconoció pero si la mantuvo económicamente.

También en París tomaría contacto con los famosos artistas e intelectuales de Montparnasse. Conoció a Picasso y también a Valle Inclán y a todos aquellos que en ese momento eran parte de la intelectualidad y de los nuevos movimientos europeos. El cubismo, en pleno auge, no le dejó indiferente y se dejó tentar por él. 



 PORTEADOR DE FLORES



En 1917 sería el post-impresionismo de Cezánne el que le marcaría fuertemente. Su obra se vio beneficiada por los vivos colores y por esta influencia que le haría despuntar en comparación con los otros muralistas.

 En 1920, gracias al embajador mexicano en Francia, Rivera pudo emprender un periplo por Italia que le iba a permitir el estudio del arte del renacimiento.

Cuando José Vasconcelos fue designado secretario de educación Rivera regresó a México para tomar parte en las campañas culturales emprendidas por éste. En ellas estarían presentes los grandes muralistas mexicanos Siqueiros, Orozco y Rufino Tamayo entre otros. La obra de éste último influencia en algunos momentos la obra de Rivera.



 LA VENDEDORA DE FLORES 1942

Una de las obras más populares de Rivera . Se trata de un óleo de una colección particular.  Se pinto en un intervalo en que el artista se había separado de Kahlo con la que posteriormente volvería. Parece una tela sencilla, pero ya se aprecia en ella todo aquello que representaría la pintura de Rivera, tanto a nivel artístico como social o político.  A nivel político está presente el campesino encarnado en la vendedora de flores. A nivel artístico vemos la influencia de los muralistas mexicanos y también de un gran pintor: Rufino Tamayo



Aun teniendo una obra extensa y versátil su fama le vendría por plasmar esa realidad social en los muros de tantos edificios públicos de México.

Los edificios del centro histórico de México como la Escuela de Agricultura o de las ciudades de Cuernavaca y Acapulco y también muchos muros de edificios del extranjero como New York o San Francisco fueron el soporte para su arte.

Pero no sólo los muros acogieron el arte de Diego Rivera, también los museos del mundo abrieron sus puertas para mostrar la obra de un artista que con su pincel “relataba” la historia de su país.



 MURAL EN ACAPULCO


En 1922 comenzó a pintar su primer mural, “La Creación” en el Anfiteatro Simón Bolívar de la escuela Preparatoria Nacional. El tema central de este mural es la formación de la raza mexicana teniendo como  figura central un hombre que nace del árbol de la vida. La pintura de Rivera se vuelve de gran influencia para el Movimiento Muralista Mexicano y de toda  Latinoamérica.

En ese mismo año se casa con Guadalupe Marí, una indígena mexicana conocida como “la Gata Marín”. Y con ella volvió a ser padre de dos niñas. 


 VENDIENDO PIÑAS


Fue co-fundador de la Unión de Pintores, Escultores y Artistas Revolucionarios. Y en ese año 1922 se afilia al Partido Comunista. Comienza para Diego Rivera una etapa que  marcará fuertemente su obra. También en esa época logra los permisos para realizar las pinturas murales del Palacio de Cortés en Cuernavaca, en la Escuela Nacional de Chapingo y el Palacio Nacional de Ciudad de México en dónde crearía un ciclo narrativo sobre la historia del país desde los aztecas hasta el siglo XX.

Diego Rivera también fue director de la Escuela central de Artes aunque esta etapa terminó con su salida de la escuela por un movimiento de estudiantes que se organizó en su contra.


 FRIDA Y DIEGO 



Fue sobre 1929, y ya divorciado de Guadalupe Marín, cuando se casaría con Frida Kahlo. Se podría decir que a partir de ese momento no se puede hablar de Diego sin tener presente a Frida, ni de Kahlo sin que inmediatamente no veamos a Diego presente de una forma u otra.

En 1930 viaja a EEUU. Su obra resulta difícil de entender y es criticada por su clara temática comunista y eso que en esas fechas Rivera ya no es miembro afiliado al Partido. 



 EL BOCADILLO


Es en EEUU dónde se dará una de las situaciones más problemáticas para Diego Rivera. El potentado Rockefeller Jr. le contrata para pintar un mural en el vestíbulo del edificio RCA de New York, el edificio principal del grupo Rockefeller Center. Ni que duda cabe que todos saben el significado de este lugar. Es el corazón del capitalismo.

Diego Rivera lo diseña. El mural se denomina “El hombre en el cruce de caminos” o “El hombre controlador del universo”. Estando casi finalizado, Rivera incluyó el retrato de Lenin en el mural. La reacción no se hizo esperar. Rockefeller mandó cubrir el mural y más tarde destruirlo. Rivera regresó a México y allí lo reprodujo de nuevo en el edificio del Palacio Bellas Artes.

 Corre el año 1936 cuando Rivera solicita al presidente Lázaro Cárdenas del Río asilo político para León Trotsky. Éste es recibido en la Casa Azul de Frida Kahlo. La, en ocasiones, tormentosa relación con Kahlo se había terminado, aunque volverían a casarse posteriormente. A la muerte de Frida, Rivera aún se casaría una vez más con Emma Hurtado con la que viajó a la Unión Soviética.



 EL ARSENAL


Los murales de Diego Rivera le dieron una fama bien justificada. En ellos Rivera “relataba” de manera gráfica historias de todo tipo.

En el mural que está situado en el cubo del Palacio Nacional, Rivera pintó a sus esposas, a su familia, a sus amigos. Por ejemplo podemos encontrar a un lado a Cristina Kahlo, la hermana pequeña de Frida y que según se decía era su amante.


Pero fue en “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central” en donde Rivera dio vida a una de sus más grandes creaciones. Dicha obra es de gran significado histórico ya que cada una de las imágenes representa parte de la historia de México.
El mural esta hecho de teselas de vidrio esmaltadas sobre placas. Son casi 150 personajes los que están “repartidos” a lo largo de 15 metros de largo por 4,80 de alto, metros que hay que recorrer obligatoriamente a pie.
Es la historia de un país reunido en la Alameda Central. Lugar al que hoy día siguen acudiendo los mexicanos  los domingos por la tarde a pasear. 


PARTE CENTRAL DEL MURAL


 El pintor ha mezclado personajes de la historia de México con otros anónimos y figuras mitológicas como el diablo o la muerte.

Está dispuesto de forma cronológica, de izquierda a derecha. En la punta de cada pirámide humana aparecen los tres presidentes mexicanos. Benito Juárez con la constitución en la mano, en la del centro Porfirio Díaz, que aparece dormido y a la derecha Francisco Madero que expulsó a Díaz y que aparece agitando su sombrero. 

La parte inferior está poblada de aquellos que no son políticos pero que sufren lo que estos hacen. Es decir que tenemos a los ciudadanos, indios, campesinos, pobres. 


 PARTE IZQUIERDA DEL MURAL


A la izquierda aparece un joven robando a un caballero elegantemente vestido. En el centro una india vestida de amarillo aparece en aptitud desafiante y a la derecha un policía expulsa del parque a toda una familia de indios. Curiosamente muchos de los personajes son parientes o amigos de Rivera

También en este lado izquierdo están las imágenes de Maximiliano y Carlota y muchos personajes de la historia de México como Juárez, Hernán Cortés que aparece muy a la esquina con las manos ensangrentadas o el cura Miguel Hidalgo. También los músicos populares tan presentes en la cultura de México tienen su lugar. En el otro lado, a la derecha, tenemos escenas de la revolución mexicana y de la época prehispánica.  



 PARTE DERECHA DEL MURAL


Todos los países tienen una figura representativa. Así como en EEUU tienen el cow-boy o entre los prusianos el oficial que daba todo por el Estado, en México esa figura ha sido la del revolucionario que lucha contra la explotación y combate la injusticia. 

Un personaje tan importante tenía que ocupar un lugar destacado en la “narración” de Rivera Así que el revolucionario se encuentra en una de esas esquinas en las que también están los presidentes mexicanos. De igual a igual, presidentes y revolucionarios tienen un lugar de privilegio a los ojos de Diego Rivera.

Toda una historia del país representada gráficamente gracias a la mano del más grande de sus  artistas.

Rivera falleció en 1957 en su Casa Estudio que hoy es conocida como Museo Casa Estudio de Diego Rivera y Frida Kahlo.

Una noticia de última hora. En estas fechas de Otoño de 2014, en N.York, ciudad tan sensibilizada hacia el Arte de Latino América, se subasta un mural de Diego Rivera.

Leemos en la Red :



"Un mural del mexicano Diego Rivera, el primero en la historia en salir a subasta y estimado en un valor de 6 millones de dólares, es la gran atracción de los remates de otoño de arte moderno y contemporáneo latinoamericano de la semana entrante en Nueva York.

"Río Juchitán", ejecutado en 1955 y uno de los últimos murales de Rivera que no está en un museo, forma parte de la colección de obras de arte del recientemente fallecido empresario y filántropo mexicano Lorenzo Zambrano que saldrá a la venta el lunes en Sotheby's por un monto estimado entre 30 y 40 millones de dólares en total.

El mural, dividido en cuatro paneles, muestra una escena rural de México y puede observarse la influencia del francés Paul Gauguin".


                                               Detalle  del MURAL SUBASTADO



NOTA:

Para la lectura de entradas anteriores, abajo a la derecha en Archivo  “picar” en los años y meses. Se desplegarán los títulos correspondientes a cada fecha.

Para mejor visualizar la fotografía “picar” con el ratón encima de las que interesen.

Para la elección de otro IDIOMA ir con el cursor al final de la página.



Fuentes utilizadas:

Los secretos de las obras de Arte. Del tapiz a los murales de Diego Rivera. Rose Mari y Rainer Hagen. Edit. Taschen
Arte Latinoamericano del siglo XX. Edward Lucie-Smith. Ed. Destino
En la red. Wikipedia.

Para la fotografía: las mismas

12 comentarios:

Maru dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isolda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.